Peces que no pueden nadar

/ 5 mar. 2010 /


Con una mano sostengo la tierra suave y fría como pez de hierba
Con la otra dibujo el universo en los huesecillos de tus dedos
A veces quiero hablarte del beso latente que hay en mi boca
Pero me hablas de otra que no soy yo y que siempre esperas
Sin tocarte recorro los caminos de tus dedos
Universos desconocidos hay más allá de tus ojos
Océanos completos dentro de dos acuarios
Donde mis peces inquietos no sabrían nadar.
Estamos mirando el cielo de una noche de verano
Yo pensando en mi beso que aún no sabe si ser beso
Tú pensando en otra, lejana y perfecta
Cualquiera, nunca yo que de pronto a tu lado me quedo callada
Letárgica y fría como un reptil muerto
Un árbol derribado con las ramas tristes y secas.



4 Comentarios:

{ KI } on: 5 de marzo de 2010, 21:14 dijo...

Sosteniendo la tierra con un beso que pendiente se ausenta entre letras...

Besito

{ Pequitas } on: 5 de marzo de 2010, 21:59 dijo...

y si comienzas a pensar en otra boca?

=)

{ Enrique Perez } on: 7 de marzo de 2010, 14:23 dijo...

El arbol renacera!

{ Paula Olivieri } on: 11 de marzo de 2010, 19:48 dijo...

he sentido esa sensación algunas veces y es tan desesperante como inevitable, uno termina por alejarse de ese martirio. Me encanta como lo describiste, muy lindos versos.
un abrazo :)

 
Copyright © 2010 acercame, All rights reserved
Design by DZignine. Powered by Blogger