Mi fábrica subterránea

/ 22 feb. 2010 /

Tanta poesía rota antes de empezar
Alguien que llora en la trampa de los días
Una mano busca el sol limpiando el vidrio grasoso de un auto desconocido
El espacio que queda entre la tarde y el miedo
Es un laberinto rojizo
Un descenso al cauce mismo de la tristeza
Hace frío en el asfalto
Se oye una voz salir de la radio del auto desconocido
Rompería mi cabeza y el vidrio con ella fundidos
En un golpe horrible y expiatorio
Pero ya es de noche y hace frío en el asfalto
Mi mente es el auto desconocido
No es a través del vidrio que espero encontrar el sol







3 Comentarios:

{ chamico } on: 22 de febrero de 2010, 14:03 dijo...

buenísimo ada, el viaje, la experiencia, la soledad... que imágenes más güenas!

como ya te he dicho, si piensas en el viaje como el traspaso de umbrales, y en la relación ciudad/campo como alteridades, pucha que podrían aparecer cosas chori, o no?

en cuanto al ánimo tire pa arriba mija, que se vienen los tiempos buenos, tiempos de familia de la lluvia y crecimiento al por mayor

{ Damatista } on: 22 de febrero de 2010, 14:38 dijo...

Llevo ya esperando desde tu ultima entrada para leer algo nuevo tuyo y me ha gustado. Un beso Hada.

{ D.N.A } on: 22 de febrero de 2010, 17:32 dijo...

Hola ^^
supongo que no me conoces u.u
hace tiempo que leo tu blog, pero hace poco que lo sigo :D
me encanta esa forma tuya de expresarte, es tan...
no encuentro palabra xD
fascinante, tal vez XP
saludos!

 
Copyright © 2010 acercame, All rights reserved
Design by DZignine. Powered by Blogger